Posteado por: entremildudas | diciembre 5, 2009

Naufrago de amor

AVISO: Otro relato super acaramelado, a mi gusto actual empalagoso incluso…Pero me siento obligado a mostrar ejemplos de mi repertorio…

Amor, ¿que pasó?, te fuiste y sigo sin saber por qué, dímelo por favor, ¿Por qué lo hiciste?,aun recuerdo aquella remota tarde en que había de despedirte en aquél perdido embarcadero, te ibas en el barco y me decías adios con una mano, yo lloraba mi amor, lloraba por tu ida, y esta vez para siempre, todavía recuerdo nuestro último beso, justo antes de que embarcaras en aquel viaje sin retorno, nuestros labios se fundieron en uno y sabía a salado por culpa de aquella lágrima tuya que había penetrado en nuestros labios, fue tu única lágrima en aquella despedida. Nuestras manos exploraban por última vez nuestros cuerpos intentando recordar para siempre cada curva de ellos.
Te fuiste mi amor, vida, alma mía que nunca volverá, y soy un cobarde, un cobarde que no te esperará en vano, me despido de ti, aunque nunca leas esto, adios mi amor…Lo peor de todo alma mía es que soy tan cobarde que no soy capaz de poner fin a este sufrimiento, debí haber tomado aquel barco contigo, aunque me cambiase la vida, aunque muriese junto a ti, que es lo que debería haber hecho mi amor, morir junto a ti, unidos en un último abrazo, convirtiéndonos en uno sólo, en un placer pleno y sastifacción total en el momento de la muerte, y reposaríamos ahora juntos bajo el mar.

Gléz-Serna


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: