Posteado por: entremildudas | diciembre 10, 2009

Nena Palote

Nena Palote era famosa por su cipote.  Cuando actuaba en aquel local de ambiente siempre cantaba: “Yo soy  Nena Palote…´´. Y su público respondía: “ …tríncame el cipote!!´´.  Pero como decía,  ella era famosa por su cipote, porque además de grande tenía el “don´´ de la erección repentina. Era muy común ver a la Nena,  femenina a más no poder,  sobresaliéndole un tremendo monte de Venus de la entrepierna. Por supuesto, le encantaba hacer lo que la rima de su nombre decía, trincar el cipote a todo aquel que se dejara ( y se entiende que le gustara).

 La Palote recorría cada año los mejores escenarios del ambiente, conocida a nivel nacional. Diosa de Chueca pero siempre tirando a su tierra, su Sevilla. Claro está que Nena Palote era de las copleras. Famosa por interpretar “La tacones´´, solía presumir de haber hecho un dueto con Charo Reina una noche en Chueca con esta fantástica copla.

Nena Palote siempre tenía que soportar la discriminación. No era aceptada por la sociedad. Soñaba con cambiarse de sexo, aunque traicionara a su apodo de Palote.  Nunca conseguía ahorrar el dinero que necesitaba. Siempre encerrada en un cuerpo no correspondido. Error fatal de nacer en cuerpo de hombre. Pero para que negar, gracias a ser como era, Nena Palote disfrutó también mucho. Fiel seguidora de Divine, siempre fue una abanderada de la  vulgaridad. Capaz de hacer el ridículo si hacía falta. Sólo podía trabajar en un escenario, ya que nadie la contrataría jamás para otro labor. Y cuando le surgía un servicio de “entretenimiento´´ a un público hetero no podía negarse. El dinero manda. No se le caían los anillos por ser el blanco de las risas durante un rato, mientras cobrara por adelantado el servicio. No obstante, siempre se purificaba luego, brindándose a quienes de verdad la admiraban, la idolatraban, la seguían, la querían. Al no tener familia por su sexualidad, sus amigos eran su familia. Sus padres la repudiaron, nunca la aceptarían. Pero ella era fuerte.

Nena Palote nunca descansaría hasta poder operarse, casarse con algún albañil, ser la perfecta ama de casa y esperarlo cada día en casa como una Señora. Señora en la casa y puta en la cama. Deseaba conseguir todo lo contrario a lo que las mujeres heterosexuales aspiraban, de lo que ellas querían huir. Nena prefería perder sus “privilegios´´ masculinos para ser la esposa ideal, algún día lo conseguiría. Esta es Nena Palote.

Gléz-Serna


Responses

  1. Esto tendria que entrar en la seguridad social!!!

  2. Pues si, deberia.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: