Posteado por: entremildudas | diciembre 19, 2009

Para cenar…Menage a trois…

Debo confesar algo. Anoche, quedé con Boni y Beni. Como llovía demasiado, y hacía frío, decidimos pasar la noche en el piso de Boni. Así, estaríamos de relax. Con intención de cenar, pasar un buen rato viendo programas de cotilleo en la televisión, y reírnos con unas copas. Es lo que apetecía, estufita y ropa camilla.

Nuestro plan se truncó. Antes de cenar, estábamos en el sofá, sentados.

-¡Que frío!- Exclamé- Nos vamos a tener que calentar a tortas…

-Mejor a pajas…-Dijo Beni.

-Es lo mejor para quitar el frío, un poco de sexo…-Rió Boni.

Boni puso su mano sobre mi muslo, muy cerca del lugar prohibido. Nos reímos todos. Me desabrochó el cinturón. Yo seguía riendo, pensando que todo era en broma. Ahora, desabrochó el  vaquero. Ya dudaba que siguiera de broma. Me sacó la polla. Confirmé que ya no iba de broma.

-Podemos pasar un buen rato los tres. ¿No te parece?- Me preguntó Boni- Total, Beni y yo lo hacemos mucho, uno más nunca viene mal…

-No sé, no sé…-Sinceramente dudaba un poco que responder- Bueno…Está bien…A nadie le amarga un dulce…

Entonces, me deje hacer. Boni me la comió. Sinceramente, ya no tenía frío, sólo calor, mucho calor. Boni me demostró su habilidad. Beni estaba quieto, mirándolo todo. El termómetro no paraba de subir, y el morbo subía con él. No pude quedarme quieto, confieso que Boni siempre me atrajo. Quería, mejor dicho, necesitaba corresponderle inmediatamente. Sentía la llamada de su nabo. Por supuesto también se la comí. Nos fuimos a la cama, los tres. Nos fundimos en un mismo ser. Nos fusionamos. Nos sincronizamos a la perfección. Ninguno reprimíamos ninguna apetencia. Hicimos de todo, todo lo malo que se nos ocurrió. Lo pasábamos genial, allí, tres en la misma función, en el mismo escenario. Rompimos reglas establecidas, sobretodo aquella de la monogamia, inculcada en nuestras mentes por nuestra cultura. Y mereció la pena. Te aseguro que la mereció. Una noche que se esperaba de relax absoluto, se convirtió en una noche de sexo y pasión desbocada.

Después, nos duchamos juntos. Nos enjabonamos los unos a los otros. Nos secamos mutuamente. No hablamos, nos mirábamos. No necesitábamos hablar,  compenetrados. Tras un descanso, volvimos al ataque. Un polvo tras otro. A veces, uno de nosotros se tomaba un descanso, mientras los demás seguían. Nuestras manos exploraron sin  cesar, con avaricia, los cuerpos amigos, hermanos ya. Las caricias eran, despacio primero, e intensas después. El sentir tantas manos recorriendo tu cuerpo, transmitía una sensación única, te sentías deseado por dos, en vez de por uno. Sabiendo, sobretodo, que procedía desde la confianza. No había otro fin que el de pasar una gran noche juntos, los tres…

Gléz-Serna


Responses

  1. que noche mas rica😀

    • Noche maravillosa…lastima que sea ficticio…jajajaja

  2. mierda, si no lo dices nadie lo sabe jajajaajjaja

    • joder¡¡¡, tenia que haberme quedado callado…que se piensen que es verdad…jajajaja

  3. borra estos ultimos mensajes ahora mismo que nadie se entereeeeeeee!!!!!!!!!

    • deberia…pero me pareceria de mal educado borrarlos…jajaja

  4. borraaaaaaaaaaaaaaaaaa! XDDDDDD

    • Jajaja, bueno, eso si, siempre hay algo autobiografico…se pude dejar ahi el asunto….jajaja

  5. por mi vale😄

    • Perfe…Jajaja, dejemos la duda sobre que habra de cierto en todo…xD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: