Posteado por: entremildudas | diciembre 26, 2009

Y lo peor, es que te perdono…

Siempre he sido fuerte, aunque a veces he dudado si la suerte se abra reído de mí. Desde que te marchaste, aquel amanecer, después de una  noche de sexo con un cuerpo que no era el mío, mi indiferencia natural  cambió, se terminó. Por momentos miro la vida pasar, y no sabes cuánto cuesta aceptar que no volverás.  Pasado el tiempo sigo igual, a veces pienso que he perdido la cabeza. Cuando recuerdo nuestras noches, nuestros momentos únicos e íntimos, mi corazón se acelera como cuando me besabas.  Y  aunque afronté mi soledad en plan travesti radical, aunque vaya de fiesta en fiesta, de cama en cama, todo hombre me sabe a poco. Y las mujeres ya ni siquiera me saben a algo. Me conformo con cuerpos varoniles, buscando alguna similitud con el tuyo. Pero aunque encuentre algún parecido, siempre me quedo indiferente. Fui tuyo, y me temo que seguiré siendo tuyo.

Yo siempre fui a ciegas, sin querer ver la verdad. No pude esquivar la decepción final, tu infidelidad. Eres ajeno a los infiernos que otros podamos padecer. Entre mil dudas me hiciste naufragar, entre la angustia y el placer…

Tu infidelidad fue descarada, mordaz. En mi propia cama, en mi propio piso. Te encontré abrazando un cuerpo que no era el mío. La confusión me hizo navegar sin dirección, me arrastró hacia ningún lugar, hundiendo mis razones, ahogándolas, viendo como copulabas con aquel tío. ¿Cómo podías hacer algo que sólo debes de hacer conmigo?. Me hubiera arrancado el alma, si hubiera podido, mejor a ti, pero me falta el valor. Te amo demasiado. Es algo inevitable…

Me arrastraste al cementerio de mis sueños. Donde todo pudo ser, pero luego nunca fue. Dejamos puertas sin cerrar. Todo lo que pude hacer y ya nunca aré. Te llevaste mis miedos mientras estuvimos juntos, luego me los devolviste, como una alfombra de sombras sobrenaturales. Me dejaste encerrado con mis fantasmas del pasado.

Todo cuanto quise ver, y no vi por no saber. No pude darme cuenta de tu infidelidad… Sentenciado, y consumada tu traición, te abandoné, te dejé. ¿Pero sabes una cosa?. Sueño con que vuelvas a mi piso, a mi cama, que me beses, me abraces. Y volvamos a ser uno sólo. Y lo peor,  es que te perdono…

AVISO: Este relato está compuesto por un popurrí de letras de Fangoria, de las canciones “Miro la vida pasar´´, “Entre mil dudas´´ y “El cementerio de mis sueños´´. Las he mezclado formando una historia, que es mía. Fangoria es la banda sonora de mi vida…

Gléz-Serna


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: