Posteado por: entremildudas | diciembre 28, 2009

Sexo en las alturas

El vuelo era transoceánico. Nena Palote regresaba de dar unos espectáculos en México. La habían contratado por eso de la legalización del matrimonio gay. Miraron en internet, buscando una travesti con tronío, y la mejor, nuestra amiga Nena Palote. Allí acudió ella, previo pago, por supuesto.

El vuelo de regreso se le hacía eterno. Había podido ver al capitán, estaba buenísimo. Soñaba con mamársela mientras el otro manejaba el avión. Pero era algo improbable, además, sólo conseguía ponerse más cachonda. Para colmo no podía hablar por el móvil, por eso de las interferencias. Tampoco podía fumar, por eso de la sanidad. Es decir, Nena Palote no podía hacer nada durante horas. Y quienes ya la conocen, sabrán que no pude estarse quieta.

Nena Palote se fijó en un azafato. ¿Aceptaría un revolcón?. El de azafato es un oficio de mayoría gay, tenía posibilidades, desde luego. Lo llamó, con la excusa de una revista. El muchacho apenas le prestaba atención, y Nena Palote no estaba dispuesta a dejarse el sueldo en entretener al maromo a su lado. A Nena Palote se le ocurrió una forma de atraerlo.

Se incorporó. Acudió al servicio. Esperó la cola. Cuando nadie estaba por las proximidades, entró dentro. Encendió un cigarrillo. La mano dentro de la taza del wc, para que el humo no llegara al detector de incendios. Tenía la cabeza metida en el váter, para exhalar el humo sin miedo a ser descubierta. El síndrome de abstinencia se veía reducido. Ahora llegó la segunda parte del plan. Nena Palote acercó el cigarro al detector. Al momento, alguien llamo a la puerta.

-¡Oiga, oiga!-Era el azafato-Abra por favor…

Nena Palote obedeció.

-¿Si?- Se hizo la interesante.

-Aquí no se puede fumar…

-Disculpe, no lo sabía…

Nena tiró la colilla al wc. Agarró del cuello de la camisa al semental, y lo metió dentro del baño. Se apostó junto a la puerta, el pestillo cerrado.

-Oiga, que hace…-El azafato estaba asustado.

-Se que entiendes…

-¿Perdón?

-¿A que eres maricón?

-Se equivoca…déjeme salir…

-Eso es porque no lo has probado.

Nena tapó con su mano la boca del otro. Le besó el cuello. Le agarró la polla. Entonces el azafato se dejó hacer. Follaron como locos, en la intimidad obligada de aquel diminuto servicio. El azafato probó, y le gustó. Supieron disimular el revolcón. Se intercambiaron los móviles, para cuando el azafato estuviera en Sevilla. Dos besos. Un “Eres guapísimo, maricón´´. Se dieron muchas gracias por el polvo,  y cada uno  regresó con nuevas fuerzas a su lugar…

Gléz-Serna


Responses

  1. Apuesto a que más de uno verá satisfecha una fantasía sexual con este torrido relato, la proxima vez que me encuentre en un avión, tocaré a la puerta del baño antes de entrar, no seré yo quien interrumpa tal escena de sexo desenfrenado jeje

    • Jajaja. Sí, habrá que tener cuidado…No obstante,con tantas horas de vuelo es bueno tener algun entretenimiento…xD

  2. jajajajajja fiory84, en esos momentos de pasion da igual dos que tres, ahi no son multitud, tu ni llames, entra y unete!
    ORGIA EN EL AVION!
    Oye… casi que tienes titulo para otro relato, si no es un avion en un ascensor que no veas que morbo.

    • Oye, no había pensado en ascensores…deja, deja, que ahora mientras trabajo por la tarde ire pensando…xD

  3. me alegro seros de utilidad en vuestras orgias voladoras (avion) o subideras (ascensor) estoy deseando leerlas jaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: