Posteado por: entremildudas | diciembre 28, 2009

Sexo underground

Monté en el metro, junto a mi ex( No el mismo ex del relato “Sexo acuático´´, éste fue otro de tantos). Nos sentamos al final del largo vagón. Había pocos usuarios en ese momento, ya era tarde. Íbamos hacia mi piso. Teníamos un apretón terrible, un apretón de sexo.

Besé a mi novio. La verdad es que lo quise mucho, es una lástima pero suelo querer demasiado fácil. Estábamos comiéndonos la boca. Toqué su entrepierna. Estaba palote. Se me pasó por la cabeza una forma de amenizar el viaje, chupársela a mi novio. Me agaché como pude, entre su polla y el asiento delantero. La postura forzada. Mientras a nadie se le ocurriera ir a la parte trasera, no habría problemas. Se la saqué al exterior. ¡Qué polla más bonita!, de las mejores que he probado. Intenté una mamada perfecta. Primero se la masajeé un poco. Le mordí con cuidado los testículos, sorbiendo con fuerza. Volví a agarrarla. Otro corto masaje. Paseé la lengua por toda la grandiosidad de su pene. Cuando estaba bien mojada por mi saliva, me la introduje en la boca, todo lo posible, toda entera. La respiración aguantada, si acaso respiraba por la nariz, para evitar una fatiga inoportuna. Comencé el ya famoso movimiento repetitivo. Siempre me gustó que me acompañaran con su mano sobre mi pelo. Mi lengua seguía jugando con aquella maravillosa piruleta del amor.  Lo sabía excitado. Presentía su semen. Cuando lo recibí en mi boca lo aguanté, me incorporé, le besé y se lo traspasé a su lengua. Mi ex se tragó su propio semen.

Me volví a sentar en mi asiento, a su lado. La ropa recompuesta. Todo perfecto para continuar el viaje. Pasé mi brazo sobre su hombro. Nos miramos, nos reímos. Entonces llegó nuestra parada. Nos levantamos. En ese instante me percaté de la presencia de una cámara de seguridad. Enfocada sobre nuestro asiento. Nos había grabado. No pude evitar una risa. Quien fuera, había visto una felación en vivo…¡Pues que le aprovechara!.

Gléz-Serna


Responses

  1. a mí y a mi mejor amiga nos ocurriò algo similar, nada de felaciones , más bien hicimos el ridículo más absoluto y absurdo en una ciudad desconocida, en el segundo piso del unico Burguer King que tiene Córdoba,allá al lado de la mezquita. Nuestras azañas consisitieron en todo tipo de travesuras infantiles, incluso hicimos cervatanas y probamos multitud de dianas, lo peor fue cuando a la salida nos topamos con un gran cartel que rezaba “las camaras de seguridad recogen toda la actividad en esta parte del establecimiento”. La verguenza no se hizo patente ni en ese momento y salimos de allí satisfechos de que nuestro espectaculo entretuviese a alguien.
    Aún recuerdo aquel cartel, lo tngo inmortalizado en una foto :p ains, viajecitos como esos son los que molan, nada, pequeñas locuras vigiladas por camaras de seguridad ^^

    • Jajaja, se que Burguer King dices, porque yo he visto uno por alli, y si dices que es el único de Córdoba, debe de ser el mismo.

      Esos momentos son los mejores, te lo pasas divinamente, luego, cuando te percatas de que te graban te ries con más ganas aun…xD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: