Posteado por: entremildudas | enero 31, 2010

La vida, la gran puta…

AVISO: Este relato procede de mi alma. Todo es real. Se trata de un humilde y anónimo homenaje. Pero sinceramente, es una forma de desahogo. La literatura se creó para soltar nuestros pesares.

La vida es una puta, la gran puta. La vida es la más zorra y furcia de las putas. Una puta que se acuesta con cualquiera. Una puta que te abandona por otro cuando menos te lo esperas. Así es la vida de zorra y de puta. No significas nada para esa zorra. Eres un juguete. Eres un consolador que abandonará cuando se canse de gozar contigo. Así es todo.

A mí, la vida me avisó hace tres años y pico. El filo de la cuchilla rozó mi cuello, pero no le apeteció clavar. Así es de puta la vida. Un día te levantas tan normal, haces tu rutina, y por la tarde te ves postrado en una cama. Entonces te sientes como una caricatura de ti mismo. No puedes andar, dar un paso supone algo imposible. Te sientes como una mierda.  No te queda otra. Uno de los peores momentos de mi juego con la vida fue cuando me cagué encima. Eso he dicho, me cagué. Estaba tan débil que no pude pedir la cuña. No podía hablar. No tenía fuerzas para ir al váter, a un par de metros de mí. Entonces, cuando sentí salir mi mierda y manchar la cama, una lágrima corrió por mi mejilla. La impotencia me dominó. Y me di cuenta de lo que es la vida. Dos horas. Dos horas me faltaron. Sólo dos horas. Pero no se le antojó a aquella zorra vida clavar su puñal. Me perdonó, con una condición. Una cicatriz marca mi barriga. Una cicatriz fea y grande, pero que luzco con orgullo. Una cicatriz que me duele todos los días. Es como un puñetazo a veces, otras como si me clavaran cuchillos. Es un dolor indescriptible. Estoy condenado a soportarlo por los restos. Esa fue su condición, que todos los días debo sufrir para recordar su perdón, y aún así tengo que agradecerle a la zorra y puta de la vida que me perdonara, a pesar de todo.

Nos creemos inmortales, es lo que nos enseña nuestra sociedad. Error, la puta vida nos lo demostrará. Nos creemos que nunca nos pasará. Somos una panda de gilipollas. La vida son dos días, y para muchos ni eso. Por eso hay que exprimirla, sacar todos sus jugos. El dinero no sirve para nada, sólo para gastarlo y quemarlo en nuestros vicios. Hay que dar rienda a nuestros instintos básicos. Hay que follar todo lo posible. Nuestra forma de vengarnos de la puta vida es follar, así se crea la vida, follando. Le pasamos la patata caliente a nuestros descendientes, porque morirán también. No esperes otra cosa. Y si follas con alguien de tu propio sexo mejor, así no cumples con la vida, porque no puedes concebir con ese polvo. Le das una torta a la puta vida.

Lloro por quien está dentro del armario, porque no tiene vida. Son personas que cumplen un guión establecidos por ellos mismos. Cuanto más tardes en asumirlo será peor. Si tardas demasiado, como a muchos les pasa, el día que te darás cuenta de todo será el último. Entonces te arrepentirás de todo. Así es la puta de la vida.

La vida, la puta y traicionera, el día que menos te lo esperes. Bang. Te pegará un tiro a traición, en la nuca. Al principio muchos te recordarán. Luego serán menos los que se acuerden. Al final, sólo unos pocos pensarán en ti. Pero a esos pocos la vida también les dejará por otro. Entonces ya nadie te mantendrá en su memoria. Y sólo entonces, morirás.

Gléz-Serna


Responses

  1. Somos tan efímeros como un orgasmo…

    • Lo puedes decir más alto, pero no más claro. Un saludo

  2. Todos llevamos nuestras cicatrices encima…
    respecto a lo de follar para vengarse de la vida… la venganza es algo que no practico,porque aparte de ensuciar el alma y de no servir para absolutamente nada que para acerte daño, ya lo hace la vida por ti.
    Una de las cosas que más me ha costado aprender en esta vida es que nada ni nadie es imprescindible…
    bss

  3. SI !!! la gran PUTA!, maldita puta! Y bajo este analisis arriba posteado de verdad que no tiene sentido el vernos aferrarnos a ella cuando le vemos irse… si, somos unos GILIPOLLAS! y tratamos de comprarla o volvernos ella… estamos inmersos en ella somos los putitos de la GRAN PUTA VIDA! me pasó a mi hace 7 años…. la gran puta me perdonó… le paso a mi novio hace un poco mas de 2 años … y no le perdonó y a mi madre hace un poco mas de 1 año y tampoco le perdonó… y… mis dolores fisicos y emocionales… como dice el relator “estoy condenado a soportarlos por los restos”, mientras tanto le juego sucio a la Gran Puta mientras ella… me la Juega a mi!

    • este fue un relato muy personal…….xD

      son cosas que nos hacen mas fuertes y mas valientes, o mejor dicho, nos hace despreciar mas los problemas diarios……pero a la vez nos entristece ver a otros sufriendo por ellos…..

      me alegra leer tus comentarios, mil besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: