Posteado por: entremildudas | febrero 2, 2010

Yo de mayor también quiero ser rubia

La besé. Nos besamos. Mi mano se metió bajo su falda, buscando. Mi mano llegó a su coño. Le bajé el tanga. Mis dedos hurgaron su coño, lo acariciaron. Mis dedos dentro de él, jugando.

Era morena, alta y guapa, demasiado guapa. Aquella noche de borrachera no me dio por la pluma. Normalmente cuando bebo me vuelvo loca. Pero esa noche no. Ella me entró, a saco. Era una loba, sedienta de sexo. Yo también lo era. No le comenté sobre mi bisexualidad. No me dio tiempo. Tampoco me importó demasiado. Un polvo es un polvo.

Le mordí los labios. Todo ello con mi manuseo a su coño. Estaba afeitadito. Parecía un buen coño. Me puse de rodillas. Metí mi cabeza bajo su falda. Comencé a lamerle la almeja. Mi lengua golpeó su sexo con furia. Reconozco que no soy gran cosa comiendo un coño, con las pollas soy de lo mejor. Los coños se me resisten. Una tía sabe mejor comerse un chocho, de eso entiende. Hice lo que pude. La sentí vibrar. Sus manos en mi nuca, me acompañaban. Me levanté. Me lubriqué la polla. Hice lo propio con su culo. Mis dedos ahora calentaron su ano, preparándolo para la explosión del clímax. De sexo anal entiendo más. Se la metí. Primero la cabeza, sólo la cabeza. Luego la dejé continuar hasta el fondo. Su ano apretaba mi polla. Gocé de veras. Supongo que ella también, pero si no, me dio igual. La cogí a peso, con mi polla dentro. La llevé a una mesa. La tumbé allí, mi polla seguía dentro. Volví a empujar, con todas mis fuerzas. Con cada envite la mesa se desplazaba unos centímetros. Gritábamos de placer. Saqué mi polla cuando el semen se anunciaba. Continué con mi mano hasta correrme. El semen acabó sobre sus nalgas desnudas, impregnándolas. Se limpió. Me limpié. Encendimos el cigarro de después.

-Eres muy guapa…-La alagué. Fue uno de los mejores polvos que he echado con mujeres.

-Gracias…-Sonrió

-Me gusta tu pelo, a horrores…-Dejé caer mi mano con un deje afeminado. Quería que supiera lo maricón que soy, ahora que se me pasó el calentón. Me miró sin saber si yo hablaba en serio o en broma.

-Me voy a teñir de rubia…

-¡Oh! ¡Divina, estarás divina de rubia! ¡Yo de mayor también quiero ser rubia!

-¿Rubia?

-Sí, rubia. ¿Sabes cómo me llaman cuando llevo tacones?- Me miró. No respondió- ¡Nena Palote!

-Pero tú…

-Hija, comer sólo coños es muy soso…

-Ah…

-¡Y apuesto que he comido más pollas que tú!

-No me extrañaría nada, visto lo visto…

 Gléz-Serna


Responses

  1. No sé si el rubio te favorecería xD

    • Ya sabes que yo de mayor seré rubia….

      • Ains mi soniiiiiiiiiiiiiii. La que me inspiró este relato, proponiéndomelo con el título!!!!.

        Un besazo

    • Pues no….jajaja, no me favorecería nada…Pero lo de teñirme de azul siempre lo he valorado…jajaja

      muaks

  2. Oye, pues esta chica ha reaccionado de maravilla ante la noticia. ¡Menos mal! Necesitaba leer algo así en tus relatos…

    • Jajajaja. el sexo femenino no sale perjudicado en este relato….xD


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: