Posteado por: entremildudas | febrero 17, 2010

Nena Palote y el sexo accidental

AVISO: Relato dedicado al blog “Hablar de Follar´´ y a su creador, en agradecimiento por tantos buenos momentos en la lectura de sus relatos…

-Sí. ¡Pues como te digo! Acabamos haciendo un menajé a troí…-Decía Nena Palote a través del móvil.

-Se dice menage a trois…Es francés.

-Ya saltó la maricona listilla…¿No sabes que el francés que yo domino no es hablado?

-Sí, lo sé. Y también sé que el griego que conoces tampoco se habla…

-¡No te soporto!

-Yo también te quiero…

-Bueno, maricón, te dejo. Voy a tomar un café. Ya hablamos…

Nena Palote colgó el móvil. Lo guardó en el bolso. Entró en una cafetería y pidió un café, con leche. Se fijó en el culo del camarero, mientras ponía la máquina a funcionar. Si no fuera porque le faltaba poco para jubilarse seguramente le hubiera tirado los tejos. Le puso el café. Sacó un cigarrillo. Buscó a alguien para pedirle fuego. Llevaba mechero pero no lo usaba nunca. Pedir fuego es útil para ligar.  A un par de metros un tipo bebía una cerveza. Toc-toc. Pisó fuerte con los tacones al acercarse. Toc-toc.

-¿Tienes fuego, moreno?- Preguntó Nena.

-Sí, claro…-Le acercó el mechero, encendido. Nena prendió el cigarro. Tenía ya una mano apoyada en el hombro del moreno. Exhaló el humo de la primera calada en la cara del otro.

-Gracias, amore…-El tipo sonrió. Nena le vio cierto parecido con Eduardo Noriega. Si tuviera su mismo culo se conformaría. Le encantaba su culo.- Por cierto…Tienes parecido con la Noriega. ¿Lo sabes?

-¿Con Eduardo Noriega?

-Sí, esa…

-Que yo sepa es hetero…No debes de decir “esa´´.

-¡Bueno, da igual!

-No sé…Es la primera vez que me lo dicen…

-¿No tendrás su mismo culo, no?- Nena Palote, siempre al grano.

-¿Te apetece verlo?

-Me encantaría…

-Oye, pues ya que hablamos de parecidos…Tú cara me suena…

-Yo soy famosa, hijo mío…-Nena hizo un gesto despectivo, dándose importancia. Al ver que el tipo no hablaba decidió hacerlo ella- Yo soy Nena Palote…

-Ah! Tú actúas los jueves en Divine…

-La misma, maricón.

-El otro día clavaste a la Charo Reina con “La tacones´´.

-Yo soy la mejor…Bueno, dejemos de hablar de mí. ¿Moreno, echamos un polvo?

-Tengo prisa…

-Anda ya. Vamos al servicio y verás que rápido todo…

Se fueron al baño. Entraron y cerraron con pestillo. Se besaron.  Nena le cogió el culo al moreno. Efectivamente su culo era comparable con el de Noriega, decidió ella. El maromo puso a Nena mirando a la pared. La taza del váter estaba bajo el arco del triunfo de nuestra amiga. El tipo, sin contemplaciones, le fue a meter la verga. Nena no se esperó aquello. Tan rápido. Tan brusco. Sintió un dolor intenso en el culo. Perdió el equilibrio. Chocó con la cabeza en la pared. PLOM. Por el porrazo se mareó. Dio unos pasos de espalda. Volvió a caer. Esta vez se dio con la frente en el borde del lavabo. PLOM. Cayó al suelo, que por cierto estaba pringoso de tantas meadas. El tipo la ayudó a levantarse. Le abanicó con la mano, con un movimiento muy plumífero.

-¿Estás bien?

-Ay,ay…-Nena le miró la polla al tipo- Es que hijo, con la polla tan gorda que tienes…¡Tu brazo es más fino, joder!

Nena vio en el espejo que le sangraba la frente.

-¡Me he abierto la cabeza, hostias!

-Lo siento…

-¡Más lo siente mi culo! ¿Sabes lo que es un lubricante?

-Es que…

-Ya veo que no…

Nena salió del servicio con dificultad. Dejó al otro atrás. Le costaba andar, por el dolor de la cabeza y del culo. La gente le miraba, llevaba la ropa descompuesta y la brecha en la frente.

-¿Qué coño miran?- Preguntó en voz alta. Miró con agresividad a una vieja que la observaba con mala cara. Por esa razón no vio la silla que estaba en mitad de su camino. Se tropezó. Dio dos grandes zancadas antes de caer sobre una mesa llena de tazas de café. Tiró la mesa, asustando a los clientes por el estropicio. Rodó al suelo. Se quedó tumbada, mirando el techo. Un cliente acudió a ayudarla.

-¡Yo puedo solita!- Gritó Nena. Se incorporó como pudo. Ahora le dolía también la espalda. Abandonó la cafetería. No le quedó más remedio que pedir un taxi. Le dolía demasiado todo para andar. El taxista miraba continuamente por el espejo retrovisor. Es lógico, Nena iba sentada como de lado, con la brecha en la frente, el dolor de espalda, de culo…

-¡Joder con la gente! ¿Usted qué coño mira?-Le dijo Nena Palote al taxista.

-Nada, nada. Sólo es que se le ve la polla por debajo de la minifalda…

-¿A sí?. Gracias, es que se me sale muchas veces, maricón…

-Yo de maricón nada.

-Pues bien que me mira el capullo…

-Bueno, dejemos el tema…

-¿Hablamos de follar?

Gléz-Serna


Responses

  1. ¡Qué grande! Enhorabuena. Me ha gustado mucho. Ahora me toca a mí hacer el proceso inverso: escogeré uno de tus relatos y lo llevaré a la práctica tan fielmente como pueda.

    • ¡Qué rapido has sido!Jajaja. Me alegra que te gustara. Claro, si quieres puedes hacer el proceso inverso, a ver que tal…xD

      Un beso

  2. Me encanta! Creo que me encantaría que Nena Palote sea mi amiga, me simpatiza!!! jajaja

    • Nena Palote es ficcion, pero me tienes a mi, que soy su “padre´´….jajaja. Seguramente si me travistiera ese seria mi nombre artistico….xD

      Un beso y mil gracias!!!!

  3. ¿Y tú que haces quillo que no publicas con nosotras, con lo imparable que estás? Un besito…

    • Os he respondido a el mail que me habeis enviado.

      Un beso!!!!!


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: