Posteado por: entremildudas | marzo 1, 2010

Las aventuras de Nena Palote y su cipote ( 3ª Parte)

De pequeña mi padre me hartaba de hostias. Eso mismo te cuento, así de claro. Mientras me hostiaba me insultaba diciéndome  invertido, degenerado, enfermo, maricón,  marica, maricona, travestón… Lo hacía porque me gustaba jugar con las muñecas de mis hermanas, pero particularmente el día que me pilló vestida con la ropa de ellas. Aquel día perdí el conocimiento de la paliza que me propinó. ¿Suena duro, verdad?.

Lo peor es que desde que tuve uso de razón quise ser travesti. Siempre me atrajeron las pollas. No era como mis hermanos varones, que jugaban a fútbol y a seguir a las chicas.

Soñé desde un principio con ponerme tetas (De hecho son mejores que muchas de verdad). He barajado la posibilidad de ponerme un coño de los sintéticos, pero le debo mucho a mi cipote. Es grande, enorme, y tiene la facilidad de empalmarse continuamente. Por esto me llamo Nena Palote. Cuando fui puta lo triunfaba muy bien. Mis compañeras me envidiaban, ya que mi cipote atraía a la clientela. Era famosa.

Pero hoy quiero hablar de mi niñez. Estoy melancólica, maricón. Odio a mi padre. No nos hablamos. Desde que me puse tetas no quiere ni verme. No puedo ir a casa de mis padres. Me echó a la puta calle. Por eso me metí a puta. Por rebote, para ver a mi madre tiene que ser a escondidas. Mi madre tardó en asimilar lo mío. Pero al final las madres siempre ceden porque nos escupieron por su sagrado coño. También tengo la teoría de que todas las mujeres tienen algo de bollera, por eso entienden a los maricones. Al fin al cabo aguantamos las mismas gilipolleces de los tíos.

Cuando me puse las tetas mis hermanos y hermanas me dejaron de hablar. Salieron al cabrón de mi padre. Como nunca sabemos realmente que hombre nos engendró, espero que mi madre lo hiciera follando con otro tío, puede que con el butanero, fontanero, el vecino de al lado, un compañero de trabajo, un desconocido, el cura del barrio o cualquier otro tipo. Pero mi padre es tan hijo de puta que seguro que me engendró él y su asquerosa polla, la única que me da asco.

En la escuela siempre fui blanco de los abusones. Me decían las mismas cosas que mi padre. Algunos de ellos me insultaban en público, pero en privado bien que se dejaban hacer una mamada por mi boquita de oro.

Mi colegio era de curas. Un doble sufrimiento. Eran unos cabrones de cuidado, pero muchos también eran maricones. Alguno me miraba con ojos de deseo. Por suerte ninguno me llegó a meter  mano, no se atrevían. Franco había muerto tiempo atrás de todo esto. Esta experiencia me ha hecho sentir compasión por las mariconas que se veían obligadas a mariconear a escondidas del régimen. Los polvos a escondidas y siempre con miedo a la cárcel. Por esto no comprendo a los maricones reprimidos de mi generación, que se casan, tienen hijos y comen coños imaginando que es una polla. Pobre de ellos…

No he ido a la universidad. Mi carrera ha sido la de la calle y actualmente cantar en los escenarios de los garitos gays. Muchos de los maricones fracasan en los estudios por la misma razón, insultos y vejaciones. Los que no tienen pluma lo sufren más en silencio, como las almorranas. Acabamos trabajando en muchas cosas diferentes. Intentamos sobrevivir, como canta la Naranjo, muy divina ella. Nos refugiamos con los demás “apestados´´ socialmente.

El sida nos hizo mucho daño. No sólo por la salud individual, también porque la sociedad nos tachó de colectivo enfermizo. La peste rosa. Gracias al señor o a la zorra que esté allí arriba, la cosa ha mejorado. Los seropositivos descienden en número. Yo he enterrado a más de un amigo y compañera de la calle. Siempre temí un contagio…

Tengo veinticinco años, maricón. Nací en 1984. En este tiempo he sufrido por estas cosas que he contado y por muchas más. Todas ustedes, maricones, bolleras, travestis, bisexuales sufrís por lo mismo que yo. ¿Tenemos problemas y vivencias similares, verdad?. Las cosas cambian, es cierto. Hoy día podemos casarnos y todo eso, pero la sociedad nos sigue criticando a escondidas. Tenemos que luchar todavía mucho más. Juntas podemos, chicas.

Perdonarme, pero estoy borrachísima. Estoy sentada en un bar de ambiente, por la tarde. Y como no tengo compañía, me alivio con ustedes contando mis chorradas, pero quiero que sepáis que detrás de este precioso cuerpo hay un corazón, una historia, una vida como la tuya…

Nena Palote


Responses

  1. ¿Sabes? Me ha gustado este post… y espero que Nena Palote no sea un personaje de ficción, el mundo se perdería una gran mujer…
    Por lo de “pero la sociedad nos sigue criticando a escondidas” no te preocupes, el truco está en darse cuenta de que la sociedad es tonta 😉

    Besos

    • Nena Palote soy yo, si fuera travesti. Es un personaje que significa mucho para mi, que es capaz de hacer lo que yo no puedo. Es alguien superficial, vulgar, bruta pero leida, esperpentica, desvergonzada, fuerte como el hierro pero capaz de enamorarse… Ella es tal como a mi me gustaria ser muchas veces en mi vida…xD

      Mil gracias por tu opinion. Un beso.

      • Ah!!, En esta aventura Nena Palote cuenta muchas verdades de esta vida. Todos los que no seguimos la norma nos vemos reflejados en cosas que se cuentan en este relato…

  2. Jajaja si, yo no soy lesbiana ni nada de eso pero tambien me reflejo en la historia 🙂
    Si esk mu normal no soy…… xD

  3. Me encanta la personalidad de nena palote, su vida es tan interesante que la mia se hace ridícula, un gran mundo interior se esconde tras esas lineas

    • Yo amo a Nena Palote….jajajaja

      un beso y mil gracias, Fiory….


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: