Posteado por: entremildudas | agosto 20, 2010

Sexo y sudor…

Yo estaba sudando. Una gota de sudor estaba detenida en la punta de mi nariz, a punto de caer. Mis brazos hacían un esfuerzo supremo por levantar el peso. Repetía el mismo movimiento. Es lo que tiene el trabajo y el calor de Agosto. Mientras daba calorcito a mis brazos entretenía la vista con el personal (qué personal, Dios…) Sobre todo me entretuve con uno de ellos. Un chulo que chuleaba hasta cuando parpadeaba. ¿Los chulos ponen de manera especial, verdad? Y este no era la excepción. Además era guapo. Mi camiseta estaba empapada de sudor. Las gafas de sol se resbalaban de mi nariz por culpa del sudor. El sudor corría por mis espaldas, que hervían a pleno sol. El sudor mojaba mis pantalones, corría piernas abajo.  En esas andaba yo, con la gotita de sudor en la punta de mi nariz y mirando a través de la intimidad de mis gafas de sol los brazos, las piernas, el pecho, los labios del chulo en cuestión. Comenzamos a hablar. ¿Sabes qué tema de conversación sacó? Pues el sexo…

-Tío, este finde pasado me puse las botas…

-¿Sí?

-Sí, con tres…

-No me extraña…

-¿Cómo?

-Digo que qué bien, miarma…

-El viernes con dos distintas. Una tía después de otra… Y el sábado me follé a mi novia… Estaba la chavala salida como una perra. La cogí por la cabeza y me la chupó que dio gusto…

-Ahm… ¿Estaban buenas las tres?

-Bfff… Las dos del viernes eran unas guarras que conocí en Cádiz. 

-Abundan las guarras…

-Mejor, así follamos más, tío…

-A mí no me hace falta ninguna guarra para eso…

-¿Tienes novia?

-¿Novia yo? Por favor…

-¿Entonces?

-Pues follo lo que puedo, igual que tú y que todos… Lo que pasa es que…-Entonces dudé y callé.

-¿Qué pasa?

-Pues… Nada, que hoy es lunes… Faltan muchos días para el fin de semana… Y bueno, seguro que te encantaría follar…

-Pues claro, no te jode…

-Como debe de sentar una mamada ahora…

-Bfff… Lo pienso y mira como me pongo… -Señaló su entrepierna, que anunciaba una terrible erección.

-Eso se arregla…-Y eso hice, arreglarlo. Hinqué las rodillas en tierra. Mi sudor se intensificó, ahora a causa del sexo. El maromo se descamisó. Sus pectorales, sus abdominales taaaan bien definidos también estaban lubricados en sudor. Corría hacia abajo, hasta desembocar en su polla, que estaba en mi boca. Y así andaba yo, tragando polla y sudor. Mi propio sudor llegaba gota a gota hasta mis labios. Su mirada dominadora de chulo de libro me puso como una perra mala. Le agarré el culo con mis dos manos para así dar mayor intensidad a la mamada. ¡Qué polla! Imagina la polla más bonita que has catado y así era, más o menos… Mi lengua se gustó recorriendo toda su polla. Su cuerpo vibró y al instante una lluvia de semen pringó el interior de mi boca. Me incorporé y le sonreí- Ya está arreglado…

-Gracias, hijo…

Gléz-Serna


Responses

  1. si es que eres muy cumplido, haciendo tantos favores xD

  2. Ese no hablará de manera tan despectiva de ti, no vaya a ser que lo tachen de maricón

    • Claro, no vaya a ser que lo tachen de invertido, degenerado, enfermo…Como a mí…jajajaja

      Un beso, mi particular Diosa de los Rizos de Ébano…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: