Posteado por: entremildudas | octubre 27, 2011

El primero de la mañana…

AVISO: Este es uno de esos relatos que dedico a alguien en concreto, salvo que esta vez es para alguien muy especial, el culpable de mi felicidad y de mi ausencia de inspiración actual. Cuando soy feliz no puedo escribir, lo siento…

 

La luz de una luna llena, rojiza, grande, oronda entraba por las ventanas de la habitación como única iluminación. Su pelo negro, largo, anudado entre mis dedos mientras abrazados nuestros besos se sucedían uno tras otro. Mis pies buscaban sus pies acariciándose entre ellos. Mis muslos se contraían a causa del placer y la pasión que devoraba mis entrañas. Mi sexo ardía como hacía meses, años, jamás lo había hecho…

El ruido de la gente andando, charlando, bromeando por la calle se elevaba hasta nuestro lecho junto al fresco de la noche de Septiembre. Se convertía en una banda sonora ideal para nuestros besos. Nuestros cuerpos fusionados se movían al ritmo de esa banda sonora que nos acompañaba.

Sus “tequiero´´ me sonaban a ciertos, no eran los que siempre he oído. Mis ojos miraban el techo, buscando un punto de intimidad en el que poder reflexionar sobre lo que acaba de oír y que hasta ese instante creía imposible: te quiero. Eran dos palabras de verdad, no falsas, no hipócritas o con la fecha de caducidad en la mañana siguiente. Por primera vez en mi existencia el “tequiero´´ era de verdad, y cuando lo oí sonreí…

Por primera vez tuve la certeza de que  el amor no moriría con el amanecer, al menos serían dos días o más… Por cierto que aun queriendo retenerlo entre mis besos, abrazos y caricias nunca dudé que volvería a mi vera. No debo de quejarme. Por fin tras todo este tiempo la fortuna me sonrió. Confieso que no me merezco esta consideración, pero… por fin mis besos tienen un sentido, el suyo, desde aquel día…  El tiempo que yo estuve  aquella noche a su lado me ayudó a dejar en el olvido los días en los que mis besos no fueron de verdad…

Antes de amanecer un ruido, la vibración del paso del tranvía, nos envolvió en la cama y acercando mis labios a su oído susurré un… “El primero de la mañana…´´

 

Gléz-Serna


Responses

  1. Si es que no se como no te habían pillado ya antes con el cacho pan que eres. Me alegro de que seas feliz, ya me encargaré yo hacerte sufrir un poco de vez en cuando para que te venga la inspiración😄

    Pues eso, congratulations por haber subido al tranvía de la felicidad y gracias por dejarme acomparte en el viaje🙂

  2. cuanto me alegro, de que la causa de tu falta de inspiración, se deba a que has encontrado el amor.
    Disfrútalo y sé feliz.
    Un abrazo enorme.
    -Lilith-

    • Ojalá todo fuera por ese tipo de cosas…xD

      Gracias mil, un beso!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: